¡Alguna vez te pusiste a pensar cómo tus usuarios "leen" tu web? ¡te contamos cómo!

Lo primero a tener en cuenta para definir este término, es hablar sobre navegación

Los usuarios leen y procesan una gran cantidad de información durante el día, por eso, es muy difícil que alguien lea detenidamente toda la información que le presentamos. 

Al llegar a nuestro sitio web, el usuario primero va a escanearlo para ver que le resulta útil, y después va a detenerse a leer lo que le interesa. En esto consiste la capacidad de escaneo: la forma en la que se presenta el contenido, para lograr que un sitio sea más fácil de navegar. 

Para que un sitio web sea correctamente escaneable debe responder estas sencillas preguntas:

1. Entiendo de qué se trata por lo que veo en los primeros minutos de ingresar al sitio?

2. ¿Puedo encontrar la información que necesito fácilmente? 

El principal beneficio es que los usuarios completan su tarea fácilmente y logramos que permanezcan en nuestro sitio por más tiempo, por tanto las tasas de SEO se ven afectadas positivamente.

Elementos de diseño a tener en cuenta:

Dirección de lectura: Los usuarios leen de izquierda a derecha, de arriba hacia abajo.

Diseño del encabezado: Esta es la navegación principal de la página, dónde comenzará la capacidad de escaneo. Siempre teniendo en cuenta de no sobrecargarlo para que la información no quede desordenada.

    • Jerarquía visual: para que los usuarios comprendan la importancia de cada contenido, la organización de los elementos es clave. Para dar jerarquía usamos color, tamaño, proximidad, para lograr que el ritmo de lectura sea armonioso. Título, subtítulo, hace que el usuario comprenda la información que se va a encontrar.

    • Espacio negativo: Los espacios de descanso entre los elementos de diseño generan armonía y marcan el ritmo de lectura del sitio. Si los elementos están muy juntos entre sí, el sitio se lee como sobrecargado.

    • Llamada a la acción: esta debe verse fácilmente para que los usuarios comprendan lo que tienen que hacer en la página.

    • Legibilidad: utilizar tipografías que sean fáciles de leer para sitios web. Tener en cuenta el contraste entre el texto y el color de fondo, 

    • Orden de lectura: Si presentamos un bloque extenso de texto, el usuario se encontrará abrumado y lo va a pasar de largo. Dividir el texto en párrafos cortos y columnas, hacer listas con viñetas, resaltar con negrita las partes clave del texto, nos dan indicios de cuánto nos tomará leerlo, y permitirá escanearlo más fácilmente. 

    • Imágenes atractivas: nos ayudarán no sólo a captar la atención del usuario, sino también a reforzar el mensaje que queremos transmitir 

 

En cada caso particular, es imprescindible analizar al público objetivo: saber cómo y por qué llegan a nuestra página, cómo se cruzan con los objetivos comerciales detrás del sitio web y, en base a eso, sabremos cómo presentar la información, que navegación debe colocarse en el encabezado como la más importante, y cómo se desarrollará el resto del sitio.  


Probá ingresar a tu propio sitio como si fueras un usuario nuevo y hacete estas preguntas.

Si pensás que tu sitio debe mejorar su capacidad de escaneo, hablá con nosotros sabemos como asesorarte!

 

 

 

Estamos para asesorarte! Escribinos.


Novedades Relacionadas

Importancia de tener un sitio web

Ver Más

Las cinco fases del cliente fiel

Ver Más

Mejora el posicionamiento de tus motores de Reserva Online.

Ver Más

Algunos Consejos para mejorar el SEO

Ver Más

Dejanos tu Correo para recibir nuestras Novedades