Te contamos que puede estar pasando con tus envíos y como solucionarlo!

Primero, es importante saber que esto le sucede a casi todo el mundo. En algún momento, las tasas de apertura serán más bajas de lo habitual y te vas a preguntar qué salió mal. En segundo lugar, es necesario llegar a esto con la mente abierta y lista para solucionar algunos problemas en lugar de pensar que solo hay UN problema. Esto es especialmente cierto si ha estado viendo tasas de apertura más bajas de lo habitual durante unos días, semanas o meses. 

Hay 4 puntos a los que hay que prestar atención y apuntar a corregir para mejorar la apertura:

-1: su correo electrónico es demasiado grande
Si estuviste enviando correos electrónicos con éxito y observando una gran tasa de apertura, pero desde que enviaste un correo electrónico en particular, la tasa de apertura se desplomó, esto podría ser un problema muy fácil de solucionar. Los correos electrónicos enviados a direcciones de Gmail se "recortan" cuando tienen un tamaño superior a 102 KB. Teniendo en cuenta que Gmail tiene 1.500 millones de usuarios, este es un problema que vale la pena centrarse en solucionar. Cuando se recorta un correo electrónico, un usuario de Gmail no puede ver todo el correo electrónico Tienen que hacer clic en "Ver mensaje completo" para cargar el correo electrónico en su navegador. Como es de imaginarse los usuarios de este gestor prefieren tener todo su correo electrónico accesible tan pronto como lo abren. Para evitar que se recorten sus correos electrónicos, asegúrese de que tengan menos de 102 KB de tamaño

TIP: lo mejor es enviarlo a una cuenta propia todas las veces que sea necesario y colocarnos el sombrero de “suscriptor” de nuestra lista de correos para ver como nos llegan los envíos.

-2: Estás usando demasiadas palabras de spam
Si la campaña de correo electrónico tiene demasiadas palabras no deseadas, los proveedores de correo electrónico (como Gmail, Yahoo, Hotmail, etc.) arrojarán el correo electrónico directamente a la carpeta de correo no deseado de su suscriptor.  Para proteger a sus usuarios, marcan cientos de palabras y frases como spam.

-3: Los asuntos no son lo suficientemente atractivos
Los subjects o asuntos, realmente tienen un único trabajo: conseguir que alguien abra su correo electrónico. Teniendo en cuenta lo pequeños que son, tienen que ser muy fuertes para hacer su trabajo.

-4: Sus suscriptores ya no están emocionados de leer tu correo electrónico
Sabemos que duele saber que a tus suscriptores no les encanta tu contenido, pero al final del día, ¿para quién es el contenido? Para ellos. ¿Qué significa eso? Es hora de descubrir qué les provoca esa pequeña oleada de entusiasmo cada vez que escuchan un ping y ven el nombre de su empresa. 
Es posible que a tus suscriptores no les guste tu contenido por algunas razones. La mejor manera de averiguar qué salió mal es preguntándoles, mediante alguna encuesta o bien otra alternativa de resolver esto es segmentar los suscriptores a medida que ingresan a su lista. En lugar de tener una gran lista maestra de todos los suscriptores a los que envía cada correo electrónico, segmente su lista en función de cómo llegaron a ella.

Te invitamos a que pongas en práctica estos consejos y nos cuentes que sucedió con tus tasas de apertura!
Si tenes dudas, podemos asesorarte escribinos! 

 

 

Estamos para asesorarte! Escribinos.


Novedades Relacionadas

Consejos para una buena elección de la tecnología en tu agencia de viajes

Ver Más

Las cinco fases del cliente fiel

Ver Más

Perros en la oficina: una tendencia que llega a Buenos Aires

Ver Más

Las métricas más importantes de Instagram

Ver Más

Dejanos tu Correo para recibir nuestras Novedades